Español / English

Poesía y retórica visual

Junto al uso del color, la poesía y la retórica visual son aportes esenciales del diseño gráfico al lenguaje creativo de OTTSTUFF. La búsqueda de una experiencia estética autotélica, originada a través del juego, constituye el punto de partida y fin: el proceso creativo es un fin en si mismo.

 

Destaca la incorporación de figuras literarias como la anáfora, punto de encuentro entre los lenguajes del graffiti y el diseño gráfico, o la prosopopeya, la metonimia y la sinécdoque, recurrentes dada la morfología humana del icono principal. El icono evoluciona como un elemento retórico, cuya comprensión y lectura avanzada requiere de encuentros repetidos con distintas obras, que permitan establecer ese vínculo de continuidad característico del post-graffiti iconográfico. Por su parte, el entorno adquiere un valor semántico fundamental, completando el significado de la obra, y actuando como un elemento compositivo más.

 

Sobre la poesía visual. 

 

La poesía visual desarrolla poéticas no verbales, íntimamente vinculadas al diseño gráfico y la tipografía. Entre sus antecedentes, destacan antiguos caligramas como “El Huevo”, de Simmias de Rodas. A lo largo del siglo XX, se ve muy influenciada por movimientos poéticos de vanguardia como el concretismo, el surrealismo o el letrismo, centrado en el aspecto visual y plástico de las letras más allá de su valor como signos lingüísticos.

 

Sobre la retórica visual. 

 

Ampliamente utilizada en el ámbito del diseño gráfico y la comunicación visual, la retórica visual canaliza estimulaciones de origen verbal en imágenes, constituyendo un ejercicio de pura imaginación. El objetivo es evocar sentidos figurados, ideas implícitas derivadas a partir del análisis del contexto y las relaciones simbólicas entre sus elementos, repensando figuras literarias a través de la semiótica de la imagen, y explorando la expresividad de formas no convenciones a través del juego creativo. Requiere de un amplio conocimiento del lenguaje visual.